Cuando deje esto contigo. (Blog de Dee)

Cuando deje este estúpido juego contigo, de vernos a escondidas, de miradas furtivas, de mantener las apariencias, de saludarnos como si solo fuéramos dos conocidos…

Cuando deje este trágico juego contigo, de medias verdades, de seducción, sexo y ternura, de anhelos frustrados, de poseerte y perderte…

Cuando deje este macabro juego contigo, que iniciamos como una aventura, pero que se ha desbordado y ahora ocupa cada rincón de nuestro ser, y escapa por todos los poros de nuestra piel…

Cuando deje este juego contigo, ya no podremos seguir arrancándonos la ropa con impaciencia, devorándonos los cuerpos, empapándonos de sudor mutuo, derrochando toda nuestra energía hasta acabar vencidos, por el cansancio, sobre el colchón. Ya no podremos seguir dedicándonos caricias y miradas cómplices, mientras nuestras cabezas reposan sobre la almohada, y se calma el ritmo de la respiración. Ya no podremos seguir susurrándonos secretos al oído, intercalados entre pequeños y dulces besos. Ya no podremos seguir riendo a carcajadas tras cada descabellada idea, tras cada irónico comentario, tras rebasar todos los límites del humor políticamente correcto, tras ridiculizar cada mínimo y mezquino prejuicio ajeno. Ya no podremos seguir arreglando el mundo, desde mi habitación.

Entonces se acabarán las excusas, cumpliré mis promesas y volveremos a nuestras vidas. Al menos Tú. Retomarás tus antiguas costumbres, harás algunas llamadas a amigas descuidadas durante estos últimos años, y a dedicarle algo más de pasión al trabajo, y al marido del que siempre has seguido enamorada. Tendrás un débil velo de tristeza en la mirada durante un breve período de tiempo, pero acabará cayendo y volverás a estar y sentirte plena.

Yo renunciaré a ti. Pero conservaré todos los recuerdos, los olores, los sonidos, tu tacto y tu sabor. Y escribiré, escribiré sobre ti…

Crearé un mundo, todo un universo y lo llenaré de historias y vida. Gracias a ti.

Quizá no sea tan bello como Titán, es difícil imaginar algo más hermoso que este mundo azul turquesa, rodeado de sus siete lunas, de todos los tamaños y colores, que convierten su cielo en un enigma sin resolver y en el mayor espectáculo del cosmos para los ojos de cualquier ser vivo. Cómo competir con todos los misterios que aún nos ofrece, con sus continentes inexplorados y con la gran pregunta de cómo y cuándo llegamos hasta aquí.

No será como Titán, pero tendrá lagos como el de Santa Cruz, donde nos escapamos aquel fin de semana de tu congreso de cirugía, y yo te mostré el lugar donde nací y crecí. Tendrá estrellas como las de ese cielo nocturno que te enamoró, lejos de las luces de New London. Tendrá bosques densos y hierba húmeda por el rocío, como aquella con la que jugabas al amanecer, mientras seguíamos tendidos sobre la pequeña manta de picnic.

No será Titán, y yo no seré Dee, Tú tendrás otro nombre, quizá cientos de nombres distintos, pero ambos estaremos allí, de una u otra forma, buscándonos. Viviendo infinitas vidas distintas, azarosas, emocionantes, peligrosas, cruzándonos en infinidad de situaciones y caminos, que serán convergentes o divergentes, según decidan las deterioradas conexiones sinápticas de mi cerebro. O simplemente, vidas tranquilas y sosegadas como “La vida imaginada” que te dediqué e hizo resbalar aquella solitaria lágrima por tu mejilla.

No importa como sea o que suceda, lo único que importa es que allí, conmigo, también estarás tú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s